Osteocondrosis cervical: síntomas, amenazas, consecuencias

los principales síntomas de la osteocondrosis cervical

La osteocondrosis es una de las patologías más comunes del sistema musculoesquelético.

Hace varias décadas, se creía que esto era un problema principalmente para las personas mayores, pero ahora la osteocondrosis cervical es "más joven". Esto significa que puede molestar a los jóvenes, lo que preocupa no solo a los pacientes, sino también a los médicos.

La medicina está buscando activamente formas de combatir eficazmente esta afección. ¿Qué es esta enfermedad, cómo se manifiesta, por qué se desarrolla y cómo deshacerse de ella?

Descripción de la enfermedad

Representa cambios degenerativos-distróficos en los discos intervertebrales. La osteocondrosis cervical se acompaña de su daño, una disminución de su altura, así como daño a las articulaciones, vértebras en esta área.

En el transcurso de la vida de una persona, los cartílagos vertebrales se desgastan, la cantidad de humedad en ellos, que es necesaria para su funcionamiento normal, se reduce significativamente. Además, los procesos del metabolismo mineral se interrumpen en las articulaciones y los huesos. Todo esto lleva al hecho de que pierden fuerza, la región cervical se vuelve inestable, sus tejidos se vuelven frágiles. Esto, a su vez, puede resultar en el hecho de que las vértebras se desplazan, a menudo se forman hernias intervertebrales y la enfermedad de esta área de la columna progresa.

La osteocondrosis de la columna cervical se desarrolla en varias etapas:

  • En la primera etapa, el núcleo de la pulpa se deshidrata, la parte interna del disco intervertebral, que consta de una sustancia gelatinosa (condrina) y una masa semilíquida (fibras que forman tejido conectivo). Ya durante este período, se lanza el mecanismo de destrucción de los tejidos cartilaginosos óseo;
  • La segunda etapa se caracteriza por el prolapso de las vértebras, lo que provoca la flacidez de los músculos y ligamentos;
  • En la tercera etapa, la protuberancia del contenido de los discos se vuelve pronunciada, se forman hernias. En esta etapa, a menudo se producen daños en los músculos y los vasos cervicales;
  • El aumento de la movilidad de las vértebras provoca que el cuerpo responda, para garantizar la funcionalidad de esta sección del sistema musculoesquelético. El resultado es la aparición de crecimientos óseos en la superficie de las vértebras: osteofitos. Junto con estos procesos, crece tejido fibroso. Estas formaciones envuelven esta zona de la columna vertebral, obstruyéndola.

Con el desarrollo de la enfermedad de esta parte de la columna, se vuelve cada vez más difícil realizar sus funciones y la persona experimenta un malestar tangible.

Síndromes y síntomas de osteocondrosis

Los principales signos de la enfermedad:

  • Dolor en el cuello, pecho, espalda alta, hombros. Pueden aparecer en otras partes del cuerpo. La aparición del dolor se debe a pellizcos de músculos y terminaciones nerviosas. Si hay dolor en la región torácica, es posible que se desarrolle osteocondrosis cervicotorácica. En este caso, puede ser tanto agudo como de corta duración, pero de ocurrencia regular, o levemente pronunciada, pero a largo plazo (no retroceda durante varias semanas);
  • Los dolores de cabeza son a menudo un síntoma de la enfermedad;
  • Mareos. Ellos, al igual que el síntoma anterior, se manifiestan debido a que la arteria que suministra nutrientes y oxígeno al cerebro está comprimida. Por la misma razón, el paciente a menudo siente debilidad general, se cansa rápidamente incluso con un estrés físico y mental menor;
  • Sensación de debilidad en los brazos. Este síntoma de osteocondrosis cervical se hace sentir debido al pellizco de las terminaciones nerviosas que participan en la regulación de la actividad motora;
  • Disminución (o aumento) de la sensibilidad de las extremidades superiores. En etapas avanzadas, el paciente puede dejar de moverlos por completo;
  • Rigidez de la parte superior de la espalda, zona del pecho, sensaciones de tirón;
  • Malestar al girar la cabeza. Muchos pacientes no pueden moverla por completo. Suelen ir acompañadas de un crujido que aparece como consecuencia de cambios estructurales en los discos intervertebrales;
  • Deterioro de la visión, la audición. Osteocondrosis de la columna cervical, estos síntomas se manifiestan debido a un suministro insuficiente de sangre al cerebelo. Suelen hacerse sentir en las últimas etapas del desarrollo de la enfermedad.

La patología se acompaña de varios síndromes:

  • Raíz. Se acompaña de dolor en los omóplatos, en los hombros, y surge por pellizcos de los nervios del cuello;
  • Vertebrado. Sus principales síntomas son dolores de cabeza, que se extienden principalmente a las regiones temporales occipitales;
  • Reflectante. Este síndrome se acompaña de dolor intenso, molestias en el cuello. En muchos pacientes, estos síntomas se vuelven más pronunciados con los movimientos de la cabeza. A menudo dan al pecho, los hombros;
  • Cardenal. El síndrome se acompaña de molestias en la región del corazón. Sus manifestaciones son similares a las de la angina de pecho y, en ocasiones, es difícil diferenciarlas.

Las principales causas del desarrollo de la enfermedad.

cómo se manifiesta la osteocondrosis de la columna cervical

Los cambios corporales relacionados con la edad no pasan desapercibidos para el sistema musculoesquelético. Cuanto mayor se vuelve una persona, más pronunciado se vuelve el desequilibrio mineral, la pérdida de humedad en los tejidos. Todo esto sirve como razones para el desarrollo de la patología.

Pero la osteocondrosis cervical también puede presentar síntomas en personas jóvenes, y en este caso, la aparición de la enfermedad se asocia con otros provocadores, entre los que los más frecuentes son:

  • Postura incorrecta;
  • Peso excesivo, que ejerce una enorme presión sobre la columna. Además, suele ser la causa de alteraciones metabólicas, por lo que los tejidos óseos y cartilaginosos se desgastan más rápidamente;
  • Actividad física a largo plazo, levantamiento de pesas;
  • Un estilo de vida sedentario, debido al cual una persona se mueve un poco, se desarrollan procesos estancados;
  • Violación de la estructura de la columna: congénita o adquirida;
  • Acondicionamiento genético;
  • La presencia de lesiones del sistema musculoesquelético;
  • Enfermedades de naturaleza autoinmune que provocan la degeneración de los tejidos óseos y cartilaginosos;
  • Estrés frecuente, shock nervioso, otras condiciones negativas del sistema nervioso.

Diagnóstico

Si aparecen síntomas, consulte a un ortopedista o traumatólogo. El especialista en quejas del paciente puede sospechar inmediatamente a qué enfermedad está asociado.

Pero las siguientes medidas de diagnóstico generalmente se prescriben para hacer un diagnóstico preciso:

  • Radiografía.Esta técnica toma fotografías de áreas específicas para estudiarlas en detalle. El estudio le permite detectar formaciones que se forman durante el curso de la enfermedad, deformación del tejido, desplazamiento de los discos;
  • Imagen de resonancia magnética.Gracias a este método de diagnóstico, es posible analizar el estado de los tejidos, identificar hernias e incluso establecer su tamaño, lo cual es importante para determinar el estadio de desarrollo de la patología;
  • Tomografía computarizada.Este método de diagnóstico proporciona la misma información que la terapia de resonancia magnética, pero es muy difícil determinar el tamaño de las lesiones usándolo;
  • Electromiografía.Esta técnica le permite establecer las consecuencias del curso de la enfermedad. Gracias a ella se determina la conducción nerviosa. En el caso de la osteocondrosis de la columna cervical, se reduce significativamente, que es uno de los signos de patología.

Si hay un trastorno circulatorio, se puede usar el ultrasonido para determinar su velocidad y detectar las barreras que lo obstruyen, si las hay.

Métodos para tratar la osteocondrosis de la columna cervical

métodos para tratar la osteocondrosis cervical

En primer lugar, la terapia tiene como objetivo reducir el dolor y aliviar la condición del paciente. El segundo objetivo importante del tratamiento es evitar que la enfermedad progrese. Para resolver estos problemas, se utiliza un enfoque integrado con la participación de todas las medidas disponibles para la medicina que se pueden utilizar para un paciente en particular.

Las principales terapias son:

  • Fisioterapia;
  • Tratamiento conservador;
  • Cirugía (si es necesario).

Las medidas adicionales efectivas son masajes, ejercicios debidamente organizados para la osteocondrosis cervical, nutrición adecuada, excluyendo los alimentos que conducen al aumento de peso. Al mismo tiempo, la comida debe saturar el cuerpo con sustancias y minerales útiles. No es necesario ayunar de por vida, solo necesita componer correctamente su dieta, regular la cantidad de alimentos consumidos.

Fisioterapia

Este método para tratar la osteocondrosis cervical se usa a menudo como una medida terapéutica adicional, que se combina con otros métodos. Su ventaja no solo es la alta eficiencia, sino también la seguridad para todo el cuerpo humano. No puede provocar una exacerbación de las otras patologías del paciente.

Los tratamientos de fisioterapia más utilizados:

  • Terapia con láser.La parte de la columna afectada por la lesión está expuesta al flujo de luz. Tiene un efecto cicatrizante, antiinflamatorio, ayuda a eliminar el dolor;
  • Electroterapia.La esencia de la técnica es el efecto sobre el cuerpo de los campos eléctricos. Gracias a él, el proceso de tratamiento de la enfermedad se acelera, los dolores, las molestias que la acompañan se debilitan;
  • Magnetoterapia.Este método implica la formación de un campo bioeléctrico que desencadena el proceso de curación a nivel del propio organismo;
  • Terapia de ondas de choque.Si se detecta osteocondrosis cervical, el tratamiento con este método implica la liberación de una onda acústica. Ayuda a normalizar los procesos metabólicos, el flujo sanguíneo, los procesos de recuperación. Este método le permite eliminar el dolor;
  • Radiación ultravioleta. Los sonidos de alta frecuencia se comunican al cuerpo, que tienen efectos analgésicos y antiinflamatorios, promueven la regeneración de los tejidos;
  • Terapia de barro, balneoterapia(tratamiento de agua mineral). Ambos métodos implican la saturación de los tejidos afectados con elementos minerales beneficiosos mediante la ducha, la piscina, el baño, la aplicación de medicamentos en la piel. Gracias a estas técnicas, es posible eliminar las sensaciones de dolor, para acelerar la recuperación del paciente.

Tratamiento conservador

Implica principalmente el uso de medicamentos.

Como parte de cómo se tratan los métodos conservadores de osteocondrosis cervical, se utilizan varios grupos de medicamentos que tienen diferentes efectos.

Más a menudo es:

  • AINE(medicamentos antiinflamatorios no esteroideos). Gracias a ellos, es posible hacer frente al dolor, procesos inflamatorios que pueden desarrollarse en los tejidos, agravando el curso de la enfermedad. Por lo general, estos medicamentos se recetan en forma de geles, ungüentos;
  • Condroprotectores.Estos son medicamentos bastante eficaces diseñados para prevenir un mayor desarrollo de la enfermedad. Además, contribuyen al lanzamiento de procesos de regeneración de tejidos;
  • Analgésicos.Los medicamentos de esta categoría se utilizan como antiinflamatorios y analgésicos;
  • Medicamentos vasodilatadores.Gracias a ellos, es posible mejorar el flujo sanguíneo, reduciendo así la severidad del dolor y reduciendo el tiempo de recuperación del paciente;
  • Antiespasmódicos.Estos medicamentos ayudan a aliviar los espasmos y reducen significativamente la sensibilidad de los nervios. Por tanto, tienen un efecto analgésico.

Solo un médico debe determinar cómo y cómo tratar una enfermedad. Puede combinar medicamentos de diferentes grupos para potenciar su efecto terapéutico y su intensidad. En algunos casos, el uso de una categoría de medicamento es suficiente. Depende del caso concreto.

Tratamiento quirúrgico

No siempre tienes que recurrir a él. Puede ser necesaria una intervención quirúrgica si existe la amenaza de daño al sistema nervioso central, la médula espinal, los vasos grandes y los haces de nervios. Todo esto puede tener consecuencias muy negativas. La necesidad de una operación la determina solo un médico. También selecciona el tipo de intervención quirúrgica, y son así:

  • Microdiscectomía.Este método quirúrgico es uno de los más utilizados. Proporciona la eliminación de una protuberancia herniaria, que presiona los vasos, las terminaciones nerviosas, el tejido muscular ubicado cerca;
  • Laminectomía.Esta es una operación para extirpar (total o parcialmente) arcos vertebrales, ligamentos, articulaciones facetarias;
  • Nucleoplastia láser.La técnica consiste en la extirpación de una parte del núcleo pulpar de la zona afectada mediante láser;
  • Cirugía endoscópica.Esta técnica se realiza con un endoscopio y se prescribe para eliminar hernias;
  • Artrodesis.Este tipo de cirugía se usa para unir varias (generalmente dos) vértebras si son inestables;
  • Trasplante.Una operación de injerto óseo, mediante la cual se llena el área entre las vértebras si el disco intervertebral se ha eliminado por completo.

Complicaciones

La enfermedad no se puede ignorar. La proliferación de tejidos está plagada de graves consecuencias, que incluyen:

  • Paresia, parálisis de las manos (una o ambas);
  • Carrera;
  • Daño al sistema nervioso central;
  • Lesión de la médula espinal;
  • Pérdida (parcial o total) de la vista, el oído.

Si la enfermedad es grave y no se trata, el paciente puede incluso permanecer discapacitado. Otros órganos también pueden sufrir la enfermedad: el corazón, el sistema digestivo, los pulmones.

¿Cuándo debería ver a un médico?

No vale la pena retrasar la visita al médico, porque sin tratamiento seguramente la patología progresará.

Es necesario consultar a un médico cuando aparecen los siguientes síntomas y no remiten durante varios días:

  • Malestar;
  • Dolor en la columna cervical;
  • Mayor fatiga;
  • Mareos, dolores de cabeza.

Para empezar, puede visitar a un terapeuta, quien, según las quejas, un examen inicial, determinará qué especialista debe contactarse a continuación.

Tratamientos únicos

En la lucha contra esta enfermedad, no solo se utilizan los métodos enumerados anteriormente. En busca de una solución al problema, los pacientes recurren a métodos inusuales, los más populares son:

  • Terapia manual: técnica que implica el impacto en el área afectada con las manos. Se diferencia del masaje en que, además de músculos, se trabajan articulaciones, huesos, vértebras, discos;
  • Hirudoterapia: lucha contra la enfermedad con sanguijuelas que, cuando se muerden, liberan sustancias biológicamente activas en el cuerpo humano, la principal de las cuales es la hirudina. Ayuda a limpiar los vasos sanguíneos, mejorar su condición. Gracias a esto, el flujo sanguíneo se normaliza y, como consecuencia, mejora el bienestar del paciente;
  • Reflexología.El método se conoce más popularmente como acupuntura. Con su ayuda, los puntos biológicamente activos se influyen para iniciar los procesos de curación del cuerpo a nivel celular.

Si decide recurrir a tales métodos de terapia, necesita encontrar un especialista competente y con experiencia. De lo contrario, tales manipulaciones pueden resultar en un empeoramiento de la condición del paciente si se realizan incorrectamente.

¿Puedo contactar a un masajista?

masaje para la osteocondrosis cervical

Si el paciente no tiene contraindicaciones, entonces si se realiza correctamente será muy útil. No debe recurrir a él si hay terminaciones nerviosas pellizcadas. Si ha superado la osteocondrosis cervical, decidió realizar el tratamiento en casa con la ayuda de masajes, debe ser realizado solo por un profesional con altas calificaciones y amplia experiencia.

Los procedimientos ayudarán a normalizar el flujo sanguíneo, iniciar el proceso de regeneración de tejidos, mejorar la salud en general y eliminar los espasmos musculares. Pero hay que tener en cuenta que no se utiliza como tratamiento único.

¿Para qué sirve una almohada ortopédica?

Durante el sueño, es importante que la cabeza, los hombros y el cuello estén en la posición correcta y cómoda. Las almohadas suaves y suaves convencionales no siempre pueden proporcionar esto, mientras que las opciones ortopédicas están diseñadas de tal manera que el cuerpo asume la posición correcta.

Los materiales, la forma en que están hechos, permiten tanto relajar las vértebras cervicales como asegurar su posición uniforme. No se colocan debajo de los hombros (porque esto conduce a una curvatura de la columna vertebral), sino directamente debajo de la cabeza. Debido a sus propiedades, las almohadas ortopédicas sirven no solo para prevenir diversas enfermedades de la columna cervical. Su uso es una medida adicional en su tratamiento.

Gimnasia para la osteocondrosis cervical en casa

Una de las condiciones para mejorar la condición es mantener la masa muscular normal en el área afectada. Pero los ejercicios físicos para la osteocondrosis cervical deben estar correctamente compuestos para no dañar al tratar la enfermedad. Deben ser activos y relajantes. Esto significa que deberían ayudar a fortalecer los músculos, pero al mismo tiempo ayudar a mejorar el flujo sanguíneo, eliminar los procesos estancados y aliviar el dolor.

La gimnasia para la osteocondrosis cervical puede incluir los siguientes ejercicios:

  • De pie en una posición en la que los pies estén paralelos entre sí y separados al ancho de los hombros, estire la cabeza hacia arriba. Al mismo tiempo, es aconsejable sentir que alguien lo empuja hacia arriba. En esta posición, describe 5 círculos en el sentido de las agujas del reloj y 5 círculos que perdonan en el sentido de las agujas del reloj. La amplitud de rotación no debe ser grande, para no dañar las vértebras cervicales;
  • Las piernas están en la misma posición en la que estaban en el ejercicio anterior. con osteocondrosis cervical. Coloque sus manos sobre su estómago de modo que una palma cubra la otra. Estire la cabeza hacia adelante, como si estuviera estirando la nariz contra una pared. Los hombros deben permanecer en su lugar. En esta posición, baje la cabeza hacia arriba y hacia abajo sin echarla hacia atrás. Durante este ejercicio, con el desarrollo de osteocondrosis cervical, no debe experimentar molestias, dolor, sensaciones de tirón. Repita los movimientos en ambas direcciones al menos 10 veces;
  • Realice las mismas manipulaciones que en el párrafo anterior, solo mueva la cabeza hacia atrás, no hacia adelante;
  • Siéntese en una silla, mantenga el cuerpo recto y gire la cabeza (5-6 en cada dirección). Hágalo con suavidad, lentamente, tratando de sentir cada milímetro de la columna cervical;
  • Coloque su frente en su palma. El segundo debe resistir, e intenta superarlo. No debe ser demasiado celoso: la presión debe ser tangible, pero no debe provocar dolor. Haga las manipulaciones de 8 a 10 veces, luego tome un descanso de 15 a 20 segundos. Después de un descanso, vuelva a hacer el ejercicio, pero con un cambio de mano;
  • Levanta los hombros lo más alto posible exhalando. Mantenga esta posición durante unos 10 segundos. Mientras inhala, relaje los hombros y luego repita estos pasos de 8 a 10 veces;
  • Mientras está sentado o acostado, masajee la parte posterior de la cabeza con movimientos suaves con las yemas de los dedos.

Estos ejercicios para la osteocondrosis cervical también se recomiendan para pacientes que desarrollan osteocondrosis cervicotorácica.

Es necesario prevenir la enfermedad: comer bien, hacer actividad física (pero no traumática), controlar su peso. Como medida preventiva, se debe realizar gimnasia especial. Puede utilizar el conjunto de ejercicios de este artículo.